Mi pequeño cuartito de azotea (My little rooftop room)

(ESPAÑOL)
 
Pocas veces hablamos de lo afortunados que somos, pues todo el tiempo estamos saturados de información, de imágenes, de videos, de anuncios, de publicidad que nos dice cómo debería de ser nuestra vida, nuestro cuerpo, nuestro espacio, nuestro éxito (viviendo el futuro). Vemos todo eso y empezamos a crear una imagen en nuestras cabezas de lo que creemos que sería mejor, a anhelar otras vidas, otros lugares, otros sueños e incluso otro cuerpo. Obviamente esto me pasó a mi. Lo peor de todo es lo que sigue después del anhelo…la envidia, la decepción, el sentimiento de fracaso, la frustración y el enojo.
 

Pero ¿Cómo empezar a cambiar esto? Normalmente no vemos u OBSERVAMOS lo que nos rodea y aun más importante no lo APRECIAMOS. Hay tres citas que me han llevado a este análisis:
 
“Si no puedes tener lo que quieres, ama lo que tienes” -Carlos Kasuga
 
“¿Por qué no vemos lo que nos rodea? Como la sensación de estar limpia, después de un baño, de acariciar tu cuerpo y darte cuenta que tienes la capacidad de sentir” -Alma Lilia
 
“No puedes dar lo que no tienes” -Alma Lilia
 
“Al sentimiento de compartir le precede el sentimiento de poseer” -Stephen Covey
 
Pero ¿Qué demonios significa todo esto? Sencillo. Detente un minuto varias veces durante tu día y valora lo que eres, lo que quieres y lo que haz logrado, mira a tu alrededor, escucha los pájaros, mira el cielo, siente el agua, escucha el mundo y ámalo porque él te ama.
 
No hagas lo que yo, que todo los días me la pasaba quejándome de todo lo que no he logrado, de todo lo que no tengo, de todo lo que no he hecho y de todo lo que he dejado. Hoy vivo en un pequeño cuartito de azotea, MI PEQUEÑITO CUARTO DE AZOTEA, sin regadera, sin cocina, sin departamento hahaha. Y no lo negaré, al principio lo odiaba, odiaba estar en este espacio, odiaba no tener lo que había tenido antes (viviendo el pasado) pero finalmente después de unos meses me he adaptado, lo he aprendido a amar, lo he logrado, es blanco y lo he combinado con unos toques de rosa y tengo todo lo que necesito en este pequeño espacio ¿lo pueden creer? mi cama, mi ropa, comida, mis libros, mis máquinas de coser, mi mesita de cajas con mi lámpara, mi laptop y mi mesa para trabajar. Ahora mi habitación es mi hogar, mi mundo, ese espacio que me abraza al llegar y que me arrulla para dormir.
 
Es increíble cómo los seres humanos nos adaptamos a las circunstancias.
 
Todo esto me lleva a la primera cita que escribí de Carlos Kasuga, pues si amas lo que tienes no significa que te conformas, sino que como lo empiezas a valorar entonces nace el deseo de mejorarlo de crecer a su lado ya sean personas, situaciones u objetos, es como un flujo natural y es que el problema de no hacerlo es que vives hundido en tristeza y frustración. Entonces ¿Cómo va empezar a compartir lo valioso que tienes con los demás si según tú no tienes nada? Pues empezando a observar y apreciar lo que tienes. Lo maravilloso de este hecho es que cuando vayas logrando más cosas no importará pues sólo irá mejorando con lo que ya cuentas y no será un abrupto cambio, será un flujo natural y agradable pues como decía Steve Jobs “Lo importante no es la meta, sino el camino”.
 
Mis mejores deseos para [email protected]
 
Mexico City, Federal District, Mexico

Leave a Reply

Your email address will not be published.